Faura no està per l'oblit, La Vall de Segó, Societat

Fina Gómez, la seua mare, tota una història comptada per la seua filla

Enrique Rey

Enric Rey

Fina Guillem Gómez, la meua amiga, la meua benvolguda amiga i quinta.

Un dia, recordant la nostra infància “quan açò ocorreix, et dónes compte que el pas del temps ja ho estàs notant”, va eixir a col·lació que tenia escrita la història de sa mare, fins a arribar al seu final de vida.

La vaig animar perquè la fera pública a tots els veïns. És una gran història on ocorren tot tipus de situacions, d’alegria, de dolor, de guerra, d’amor, de….

La vaig convéncer i ací està el primer capítol de tota la sèrie. No és un culebron és, una història real, d’una família real de Faura.

Ja és iaia, està a punt de tornar a ser iaia, per tant, més iaia encara, però més guapa que mai. Aprofite l’oportunitat per a desitjar-li totes les felicitats del món a ella, i a tota la seva familia.

Hui publicarem el capitol I

 

Fineta

Fina Guillem

A mis padres por el pasado, 

a mi marido por el presente 

y a mis hijas y sobrinos por el futuro. 

 

 

A mi madre

 INDICE 

Capitulo 1.- La Infancia de Fina 

Capitulo 2.- La Guerra 

Capitulo 3.- A trabajar 

Capitulo 4.- El noviazgo 

Capitulo 5.- La boda 

Capitulo 6.- Años 60 

Capitulo 7.- Un golpe del destino 

Capitulo 8.- La jubilación 

Capitulo 9.- La vejes con sus nietos 

 Capitulo 1 – La Infancia de Fina

Fina-1Eran las 7 de la mañana de un día cualquiera de una humilde familia. Se levanto la madre para preparar lo que en aquellos años se consideraba un desayuno, muy pobre pero cuantioso y con muy poco alimento, pero al fin y al cabo un desayuno. Seguramente el desayuno consistía en preparar en un cazo agua para hervir la malta luego colarla con el colador, también llamado calcetín, que era como un embudo de tel. El día anterior fueron a una casa del pueblo que tenían vacas y que todas las tardes ordeñaban las vacas y vendían la leche a las familias del pueblo, Faura, que por el año 1924 seguramente habrían muchas casas que tenían alguna vaca, conejos y gallinas y si tenían un cerdo, eran familias afortunadas, que este no era el caso de la familia de mi madre. 

El matrimonio tenia 4 hijos, el mayor Antonio, después Anita, Fina, que era mi madre y Pepe el pequeño, sus edades estaban entre los 9 años del mayor y los 2 años del pequeño. 

La mesa, al contrario de ahora era pequeña, sobraba sitio para los pocos alimentos que allí se iban a servir, un tazón de malta para cada uno, y con la poca leche y cuatro trozos de pan duro, se hacían sopas espesas para que cundiese más. 

Antonio el padre, (que era mi abuelo) trabajaba en el campo, como toda la demás gente del pueblo, en un campo aunque pequeño, se sembraban, verduras, patatas y lo que según si era verano se plantaban melones y algunas verduras, en el invierno se plantaban coles, lechugas… 

También iba a jornal para ganar un (aunque pobre) salario. Antonio (mi abuelo) era muy habilidoso, igual hacía una mesa, que cualquier cosa por delicada que fuera, le hizo para su mujer, mi abuela, una caja de madera para los peines, peinetas y todo lo relacionado con los moños que se llevaban entonces, se la grabó como si fuera un ebanista, la caja tenía trabadas unas flores en una esquina, era una preciosidad. 

Se acercaba navidad, época que se comía un poco más se hacían pasteles de boniatos, alguna pequeña barrita de turrón pero no de almendra, sino de cacahuete, aun así era una fiesta muy entrañable. 

Ana María, se puso a preparar la cena para sus hijos y su marido, que no hacía mucho rato que llego de trabajar, como era diciembre a las 6 de la tarde era de noche. Al rato, la madre llamó a sus hijos que estaban jugando den la calle. Ese día hacía mucho frío, el padre entró a la casa suficiente leña para la lumbre que igual servía para cocinar, como para calentarse. Se sentaron jugando y contentos parque venían de la calle, se pusieron a cenar entre risas como en todas las casas que los hermanos son 4, y las edades muy próximas, terminaron de cenar con unas naranjas y un trocito de dulce de membrillo que preparaba Ana María con membrillos y azúcar para merendar o para algún dulce. 

Fina-2De pronto Antonio cogió su petaca de tabaco picado, saco el sobrecito de papel de fumar, y lentamente se dispuso a prepararse para liarse un cigarrillo, con toda la habilidad porque era fumador. 

Ana María se dispuso a recoger la mesa y sacarlo al barreño para lavar los platos y los vasos, ponerlos remojados para la mañana siguiente que no haría tanto frío lo terminaría. 

Los cuatro niños Antonio, Ana , Fina y Pepe el pequeño, que por la poca edad que tenía no se dio cuenta, se quedaron mirando asustados a su padre, porque se le cayo el cigarro en el suelo y él cambio de color y detrás del cigarro cayó él al suelo, llamaron a su madre asustados gritando: “Madre, madre, que el padre se ha caído”, entró ella corriendo y más asustada si cabe que sus hijos, empezó a moverlo y entre llantos mandó a Antonio a que fuera a buscar al boticario, que vivía en frente de su casa, cuando llegó Don Fernando que así se llamaba, se sacó un tensiómetro, le tomo la tensión y comprobó que Antonio estaba muerto. 

Ana María, se quedó viuda y con cuatro hijos muy pequeños, el panorama era desolador. 

La familia con lo que podían le iban echando una mano, pero aun así no llegaba para todos. Antonio con tan temprana edad se puso a trabajar, se lo llevaban sus tíos al campo iban aprendiendo y le daban algo de jornal. 

Anita siguió yendo a la escuela, pues era muy aplicada, aprendió muy deprisa a leer y además le encantaba. 

A Fina le tocó la peor parte, separarse de sus hermanos. Tenían una tía que era la casera de la Casa Palacio de los Condes de Faura, por ayudar se la llevó a su casa (pues ella tenía 2 chicos) y la cuidaría como a una hija. Le prepararon una cama, le arreglaron una pequeña habitación para ella, todo muy bien y con la mejor intención. 

Fina-3Ana María se puso a arreglar el fardo de la ropa de Fina para irse con su tía. Fina no se daba cuenta pero cuando llegó la noche y no venían a recogerla empezaban las preguntas: 

“¿Qué no me voy a casa?”. “Luego…”, decía su tía. 

Tanto preguntaba que le tuvieron que decir la verdad, que se tenía que quedar allí, que estaría muy bien, comería muy bien y jugaría en la plaza con las niñas de la calle. 

Pasaban los días y a Fina no se le pasaban los llantos, mientras era por el día, ella no se acordaba ni de sus hermanos, pero era llegar la noche y empezaba a llorar, que quería irse con su madre y sus hermanos. Tanto lloraba, que, su tía habló con su madre, se lo contó y llorando las dos primas decidieron que tenía que volver a cas con sus hermanos. 

Fina era una chiquilla muy avispada, no paraba nunca, tenía mucha vitalidad, las mujeres le decían: “Esta niña tiene el baile de San Vito”. 

Que se decía que era una especie de enfermedad que no se estaban quietos ni un momento. Simplemente Fina era muy nerviosa. 

Se cantaba por el pueblo, que eran muy hábiles para componer canciones, de cualquier cosa que pasara en el pueblo, se componía una canción, le ponían los acordes de alguna melodía conocida y pronto se la aprenderían, pasándosela de unos a otros, si el tema era de criticar a alguien por algo que había hecho, o algo que le hubiera pasado, los que eran muy afines a la persona, se lo cantarían mofándose aunque no muy fuerte, cuando esta persona o personas pasaban, o en el trabajo. 

Por el pueblo se canturreaba una canción que Fina se la aprendió de inmediato, que se refería a que, en la república, cuando se celebraron las elecciones, pedían los republicanos el voto para un alcalde nuevo, la letra la pusieron ellos con el nombre de la persona que iba a presentarse en las elecciones, los detalles del porque se le tenía que votar y claro también mencionaban a los que no le querían, la música la sacaron de unos cuantos acordes de una estrofa del himno de Regional de Valencia, y decía así: 

“Ahí teniu al alcalde de Faura 

Al que tots volieu 

Eixe es Juan Amer 

Tots els monarquics 

Que per ell conspiraben 

Per que no fora alcalde primer…” 

 

Y así seguía. Fina se acordaría de esta canción en su totalidad, toda su vida. 

Comunión de Fina, 

Como dice el refrán: 

“Tres días hay en el año 

que relucen más que el sol 

Jueves Santo 

Viernes Santo 

Y el día de la Ascensión” 

El día de la Ascensión, este día se celebraban las comuniones y en 1928 un primer jueves de mayo tomaba la primera comunión Fina. 

Fina-4Días antes Ana María al recoger de su pequeño gallinero: un día recogía un par de huevos, guardaba uno, otro día recogía tres, guardaba dos, con un poco de suerte para el día de la comunión lograría tener un par de docenas para preparar algún dulce y coca boba que simplemente llevaba: huevos, leche y harina. 

Con los boniatos del año anterior que pudo guardar podía hacer la confitura, aunque con muy poquito azúcar, no tenían mucho. La víspera las primas ayudaron a Ana María a preparar la pequeña fiesta aunque esa era una buena excusa para poder comer algo dulce. Cualquier celebración se aprovechaba para comer algo extraordinario, eran tiempos de mucha escasez. 

Fina y sus hermanas junto a sus primos pequeños, esperaban impacientes a que cuando vaciaban la masa de los dulces en las llandas, ellos con sus deditos se encargaban de que no quedase ni rastro, era como si lo lamieran con la boca… estaban esperando a la siguiente con recelo. 

Después de que las pocas pastas estuvieran hechas, las guardaron en la habitación de arriba para que estuvieran tiernas, las taparon con un mantel blanco… y claro Fina y sus hermanos tenían prohibido coger ni uno, pero el hambre pudo más y como si de un ratón se tratase las rosquillas pequeñitas de anís iban desapareciendo hasta que Ana María recelosa de lo que pudiera pasar con los dulces levantó el mantel blanco que las resguardaba del aire, y para su sorpresa aun sin contarlas se dio cuenta que ya le faltaban. 

Regañó a todos sus hijos y les dio un buen bofetón. Como una madre viuda que tenía mucho carácter, y tratándose de comida mucho más. 

Fina-5Llegó el esperado día, día de la primera comunión, se dispuso todo encima de la cama que por ser un día tan especial Ana María hizo la cama con un cubre que ella misma tejió de jovencita para su ajuar, el traje encima de la cama… el mismo que unos años antes lució su hermana Anita, unos días antes lo llevaría a las monjas de Sagunto para que lo limpiaran y plancharan y se quedaría como nuevo. Los pendientes, los mismos que su madre se pondría para el día de su boda, Anita para su comunión y ahora Fina para la suya. 

Empezaron a vestir a la pequeña Fina, no era demasiado grande y nada gruesa, entonces por la escasez de comida había muchos niños delgaditos, le pusieron la enagua, el vestido, las medias blancas con sus zapatitos de charol muy brillantes, el día anterior su madre la bañó, le lavó el pelo y una vecina le puso unos bigudíes para hacerle unos tirabuzones, pues tenía el pelo muy liso y lacio. 

Ya estaba vestida, solo faltaba el gorrito con el velo y los guantes. 

Al ponerle el gorrito vieron que no se le veía ningún mechón del pelo, en la casa estaba su tía con las hijas de esta y Joaquina, la pequeña tenía el pelo muy rizado, sin pensarlo dos veces cogieron las tijeras le cortaron un rizo a la pequeña Joaquina y se lo pegaron a la frente por debajo del garro y así parecería que era de ella. Al estilo de Estrellita Castro, una cantante de copla que entonces estaba de moda. 

Y así sin mucho lujo pero con mucha ilusión, la pequeña Fina tomaría su primera comunión. 

Próximamente: Capitulo 2 – La Guerra

 

Comentarios

2 comentarios en “Fina Gómez, la seua mare, tota una història comptada per la seua filla

  1. Preguntar la foto que nía un bebe.Quien es?Pensé !!! podría ser la Jermana de mompare.Cosi jerma de Fina y Anita.Joaquín Amer.Grasies

    Publicado por Joaquina | 31 julio, 2015, 00:21
  2. Una historia,que desconocía.Felicidades por hacernos participes de ese pasado tan duro.
    Me gustaría saber si la foto de los niños el bebe es hermana de Joaquín Amer Sebastiano.Gracias.
    Me a echo muy feliz ver a mis tías.Y ati prima y amiga Fina.
    Felicidades Enrique por esa iniciativa.

    Publicado por Joaquina | 31 julio, 2015, 00:47

Deixa un comentari

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadístiques del blog

  • 156,395 visites

Introduïx el teu correu i rebras noves publicacions.

Únete a otros 213 seguidores

Radio-AAVV

Formulari per a una queixa, consulta o suggeriment

Bustia
Queixes
Album Fotos
Entrevistes
Cultura
Historia
Medi Ambient
Agricultura
Gastronomia
Consum

 Centre-Salut-Faura
Farmacia
Renfe
Cine
Oratge-Faura
Horoscopo
plantas
A %d blogueros les gusta esto: